Fuertes recortes en la renta variable por Italia, el Brexit y la guerra comercial

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

09/08/2019 17:42

Las preocupaciones por la guerra comercial y la perspectiva de un adelanto electoral en Italia y Reino Unido frenan a los mercados al cierre de la semana.

Las caídas están lideradas por por el recorte de más del 2% de las acciones italianas después de que Matteo Salvini, líder de uno de los partidos gobernantes del país, la Liga, retire su apoyo a la coalición de gobierno el jueves. El adelanto electoral en Italia es una posibilidad latente desde hace meses, pero los mercados se han visto perjudicados cuando Salvini se ha mostrado a favor de nuevos comicios.

Ello ha repercutido en la deuda italiana, que impulsa al alza los rendimientos de los bonos a 10 años en 21 puntos básicos, a 1,749%, el mayor avance diario en casi un año.

Los problemas no solo están en Italia, también en Reino Unido. El FTSE londinense y la libra esterlina siguen presionados tras rumores que apuntan a que el primer ministro, Boris Johnson, planea convocar elecciones tras la consumación del Brexit el 31 de octubre. Con todo, la libra toca mínimos de dos años frente al euro.

En España, el Ibex 35 pierde los 8.800 puntos, en concreto hasta los 8.757 puntos con una caída del 1,25%. En la semana se deja un 1,5%.

Mientras que los activos considerados de refugio siguen al alza. La moneda japonesa llega a trepar un 0,4% frente al dólar, a 105 yenes, su máximo en ocho meses, y el oro supera los 1.500 dólares la onza, su cota más elevada en más de seis años, en camino a su mejor semana desde abril de 2016.

La guerra comercial y la FED

Por otro lado, el mercado vigila de cerca las negociaciones comerciales entre EEUU y China. Precisamente, el presidente Donald Trump asegura que Estados Unidos aún continúa las negociaciones comerciales con China, pero que no se prevé un acuerdo por el momento.

En otros asuntos, Trump llama a la Reserva Federal a bajar su tasa de interés de referencia en un punto porcentual, diciendo que la economía de la nación está "esposada" por la política monetaria del banco central de Estados Unidos.

Noticias relacionadas