Apple ha provocado una crisis de vivienda en California y ahora pagará por ello

Pone 2.500 millones de dólares sobre la mesa para poner solución a un problema de acceso a la vivienda que ella (y otras big tech) ha generado

Guardar

06/11/2019 16:39

  • Apple pone sobre la mesa 2.500 millones de dólares para apaciguar la gran crisis del mercado inmobiliario en California
  • En conjunto, las big tech ponen más de 4.000 millones de dólares para poner solución a un problema que ellas mismas han generado

Son el gran problema y ahora quieren ser parte de la solución. Hablamos de las grandes tecnológicas de Silicon Valley como Apple, Facebook Google o Microsoft que, aunque aportan una gran riqueza al estado de California gracias a sus negocios, también son las responsables de una importante brecha que ha derivado en una auténtica crisis inmobiliaria. Más de 4.000 millones de dólares es lo que ofrecen en conjunto para enmendar esta situación. ¿Será suficiente?

Aunque durante las últimas décadas San Francisco ha sido un imán inmobiliario por su clima tecnológico, ahora sólo los más ricos pueden permitirse el lujo de quedarse.

La presencia de estas big tech ha elevado el nivel de vida hasta tal punto que profesionales como maestros, médicos, policías o bomberos están en vías de extinción en la ciudad de San Francisco porque no pueden permitirse los enormes costes de alquiler o compra de una vivienda. El alquiler medio en San Francisco supera los 4.500 dólares al mes. Ante esta cifra, no resulta tan sorprendente que algunos empleados de Google hayan optado por vivir en furgonetas en el parking de la compañía con tal de ahorrarse semejante cantidad de dinero. La noticia no es de ahora: esta situación se da desde hace por lo menos cuatro años.

Debido a esta situación, muchos no pueden vivir cerca de su lugar de trabajo y han tenido que emigrar a otras áreas. San Francisco es la segunda ciudad con mayor éxodo sólo por detrás de Nueva York si hacemos un recuento de cuántas personas se trasladan de las principales ciudades de EEUU. Más de 28.000 personas se han ido de la ciudad en el segundo trimestre de 2019, casi el doble en comparación con 2017. En la Bahía de San Francisco, el número de personas que vive en la calle o en coches ha aumentado un 17% en los últimos años. El estado de California acoge casi una cuarta parte de las personas sin hogar de EEUU. Tiene la segunda menor tasa de propiedad de vivienda sólo por detrás de Nueva York.

4.000 millones de dólares para solucionar la crisis: ¿Suficientes?

Para enmendar esta situación, las grandes de Silicon Valley van a desembolsarse en conjunto más de 4.000 millones de dólares. Aunque más que una solución, nos preguntamos si no es más bien un parche temporal. Los expertos piden al Gobierno que tome medidas más profundas.

La última en arrimar el hombro ha sido Apple. Pone 2.500 millones de dólares sobre la mesa para ponerle remedio a esta crisis de asequibilidad. La mayor parte del dinero se destinará a fondos que ejecutará el gobierno estatal.

Mil millones se destinarán a un fondo administrado conjuntamente con funcionarios estatales para impulsar proyectos de vivienda asequible estancados. Otros 1.000 millones se destinarán a un fondo estatal para proporcionar asistencia financiera para compradores de vivienda por primera vez a maestros, enfermeras, policías y bomberos.

La medida se produce después de que Facebook y Google hayan destinado cada una 1.000 millones también en iniciativas de vivienda en California, mientras que Microsoft anunció en su día que destinaría 500 millones al área de Seattle, en Washington.

Pero no se confundan: ni llevan capa ni deberían llevarla. Las big tech no son superhéroes en esta historia de destrucción de capacidad adquisitiva. Su sentimiento no es de salvación sino de culpa en un problema que han provocado ellas mismas.

Noticias relacionadas