Empresas españolas repatrian dividendos de EEUU, ¿balance positivo?

El nuevo tratado de doble imposición entre España y EEUU entra en vigor: las empresas españolas pueden repatriar ganancias. Mientras, el Supremo a obliga a Hacienda devolver impuestos a fondos americanos

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

27/11/2019 07:41

El nuevo tratado de doble imposición entre España y Estados Unidos entra en vigor hoy, 27 de noviembre, con lo que se podrán repatriar ganancias de empresas españolas. Pero el balance podría no ser positivo, tras una sentencia del Supremo.

El acuerdo fue aprobado en 1990. Después, el gobierno de Mariano Rajoy negoció una modificación con la administración de Barack Obama. Pero llevaba bloqueada desde 2014, porque varios senadores republicanos estaban en contra de compartir información con la Hacienda española.

El Tesoro norteamericano espera que el nuevo protocolo reduzca de forma importante los impuestos sobre intereses, royalties, dividendos y ganancias del capital. El gobierno estadounidense cree que facilitará los trámites para resolver disputas sobre pago de impuestos.

Según los expertos, varias empresas españolas con filial en el país norteamericano van a repatriar desde hoy dividendos, antes de que cierre 2019.

Gracias a este nuevo acuerdo evitarán la retención de un 10% a la repatriación a España de ganancias obtenidas por filiales en Estados Unidos de empresas con matriz nacional.

Si lo hacen antes de acabar el año, pueden evitar el fin de la exención en Sociedades del 100%, para cambiarla por otra del 95%, sobre los dividendos del exterior.

PSOE y Podemos querían aprobarlo ya en los Presupuestos de 2019 y que ahora se espera que retomen para 2020.

La sentencia del Supremo

Estados Unidos fue el mayor inversor extranjero en España en 2018: casi 8.000 millones en inversión bruta (un 88% más que el año anterior, con lo que marcó un nuevo récord), según datos de la consultora independiente SIfdi.

Una sentencia del Tribunal Supremo obliga a conceder a los fondos de inversión de Estados Unidos la misma fiscalidad ventajosa que los fondos de la Unión Europea.

Se abre así la puerta a que se pueda reclamar la devolución de las retenciones sobre dividendos de no residentes por sus inversiones en España.

Estas retenciones fueron de hasta un 21%, frente al 1% que se practica a los fondos españoles y europeos.

Noticias relacionadas