Ángel Olea (Abante): "No hay que descartar que el BCE compre acciones de empresas"

Análisis macro con Ángel Olea, director de inversiones de Abante

Ángel Olea (Abante): "No hay que descartar que el BCE compre acciones de empresas"

Análisis macro con Ángel Olea, director de inversiones de Abante

Marta Isern

25/09/2019 15:01

Ángel Olea (Abante): "No hay que descartar que el BCE compre acciones de empresas"

Análisis macro con Ángel Olea, director de inversiones de Abante

"Las medidas fiscales serán más potentes que las monetarias a la hora de reactivar la economía", señala Ángel Olea, director de inversiones de Abante, con quien hacemos un repaso del contexto macroeconómico y las directrices a seguir del Banco Central Europeo.

Más allá de la necesidad de dejar paso a la política fiscal, Olea no descarta que el BCE compre acciones de empresas, en línea con los pasos de otros bancos centrales como el de Japón o Suiza.

Apuesta por Europa

Para Abante, la renta variable se ha convertido en el activo por defecto si el inversor quiere generar algo de rentabilidad y en ese sentido la gestora se muestra optimista. Su apuesta, en concreto, pasa por la renta variable europea.

"A principios de año veíamos que todo nos gustaba, etsos meses las bolsas se han recuperado bastante y ahora tenemos algo menos en EEUU y más en Europa, emergentes y Japón", señala Olea.

Aunque el Viejo Continente se ha quedado algo atrás en cuanto a avance económico, si se suavizan las actuales incertidumbres, como la guerra comercial o el Brexit, "quizás en unos meses podamos decir que la actividad manufacturera en Europa ha mejorado algo, nada muy espectacular pero distinto a esta sensación de que las economías se desaceleran" apunta el director de inversiones de Abante.

El potencial del Viejo Continente

"El potencial del Eurostoxx son los 4.000 puntos", señala Olea. El índice está ahora en los 3.500, así que hablaríamos de una revalorización del 10%-15% para la bolsa europea.

En cuanto a la locomotora europea, Abante cree que Alemania todavía tiene pólvora que utilizar, gracias a su deuda sobre el PIB muy baja y su déficit cero. "Podría entrar en recesión, pero tiene margen para seguir haciendo cosas".

Noticias relacionadas